Mirar a la cámara y sonreír. Como si no hubiese otra pose en el mundo. 

Mirar a la cámara y sonreír. Aparentar felicidad y publicarla. Para luego ir a criticar a los que están a tu lado con otros que no están y que criticaste antes con los que están.

Mirar a la cámara regular, a la del celular, a la de la tableta y sonreír. Como si no hubiese otra pose. Como si una foto más artística te haría daño.

Miren a un lado y serios. Siéntate y mira al mar y pon una frase lapidaria. Muestra los bellos paisajes de la naturaleza mediante tu lente.

Mirar a la cámara y sonreír. ¿Y es que esa pose no se acaba?