Por: Carlos Maxwell

Le aniquilas el cerebro porque trajiste una nueva idea. Los sacas de la rutina y es como haberlos sentenciado a muerte. Le cambias una pieza al rompecabezas de su diario vivir y se les nubla la mente y el razonamiento. Esos son los que se quedaron ahí. Los que no ven más allá, los que no tienen la curiosidad de ver qué hay detrás de la pared que tienen enfrente.

Adaptarse a los tiempos es esencial para avanzar en la vida. Quedarse atrás es hacerse la víctima, es no entender lo nuevo, es querer secar el mar con fuego.

Le descontrolas la existencia al que le ofreces una nueva idea, al que le muestras tu pasión que ellos no entienden. Esos están borrachos de rutina y son adictos a la conformidad. ¿Cómo pueden vivir así? ¿Qué huellas dejan en el camino?

Descontrol que le ocasionas con lo nuevo. Ojalá algún día sientan y desarrollen la pasión que tenemos algunos.

http://www.twitter.com/CarlosMaxwell