Por: Carlos Maxwell

A los 13 años de edad, ya yo hacía guiones para programas de televisión aunque nadie lo sabía. Fue algo que me nació de forma innata sin haber tomado jamas algún curso de producción o algo que tuviera que ver con la TV.

A los 14, hice un curso de Producción de TV para ver cómo funcionaba la industria. Ahí aprendí cómo es que lo canales de televisión obtienen sus ganancias, entre muchas otras cosas. Como el curso era de 4 meses, algunas personas me criticaron porque decían que no aprendería algo. Sí tuve un aprendizaje importante y especialmente porque yo era el más joven de la clase. O sea, yo era prácticamente un niño.

Cuando decidí estudiar Comunicación Social; otros me criticaron porque decían que esa era una “carrera para vagos.” Imagínense, la ignorancia de algunos. Es que para ciertas personas las únicas que son carreras serían: la medicina, ingeniería, el derecho o administración. Creen que todo lo demás no es importante. Pero esa gente no se da cuenta que uno ser feliz en su profesión es lo que vale.

En el 2005, después de haber trabajado por casi 6 años en la televisión de mi país, con una carrera y con una maestría bajo el brazo; me ofrecieron mi primer trabajo en la TV de Estados Unidos. Una posición de medio tiempo en Univision en Arizona. Aunque algunos me decían que debía esperar el “pez grande” yo entendía que esa era la oportunidad para empezar a desarrollar mi carrera en USA.

Ya luego seguí creciendo y después se me dio la oportunidad en Telemundo Miami que es donde estoy ahora y he estado desde el 2007.

En el camino me he encontrado a gente que duda de lo que pueda hacer, a personas malas con deseos de perjudicar, a envidiosos, a gente muy cercana que ha dudado de lo que he creído que he valido como profesional y luego les he demostrado lo contrario. Ha sido una travesía interesante.

Esa travesía profesional no terminará aquí. Hay tantas otras cosas que deseo hacer. Son metas de las que algunos se burlan y creen que no soy capaz de desarrollar. Y están en su derecho. Quizás el que está mal soy yo.

Pero hay que seguir adelante en constante movimiento. Demostrando que sí se puede. Y que a veces las dudas y los malas deseos de otros, te sirven de gasolina para seguir hacia adelante.

http://www.twitter.com/CarlosMaxwell