Por: Carlos Maxwell

Solitario vine, solitario me iré y solitario fui.
 
Por eso vine a este espacio lejano y conseguí un pedazo de tierra para descansar para siempre.
 
Que nadie me juzgue por eso; porque estaré lejano a lo que fue mi diario vivir. 
 
Pero es que, aunque muchas veces estuve presente yo en realidad no estaba ahí.
 
Solitario llegué, solitario me iré y solitario fui.