Image

Por: Carlos Maxwell

 Me he dado cuenta que muchos colegas de los medios televisivos creen que el público es tonto. O sea, se dicen a sí mismos que “vamos a darle al telespectador lo que dicen los estudios de mercado y punto.” Henry Ford en una ocasión dijo que si él se hubiese llevado de los estudios de mercado la gente hubiese pedido un “caballo más rápido.” El nos dio algo diferente: carros.

Por eso es que en un estudio de mercado el encuestado no mencionará algo que nunca ha visto al menos que se trate de alguien con un espíritu creativo  y sugiriera algo nuevo.

Creo que es el momento de ofrecerle al público cosas diferentes. No solo los que trabajamos en noticieros, sino también los que producen programas, series, películas. Para dar un ejemplo, desde hace días estoy viendo una serie que se llama “Touch.” Trata de cómo muchos seres humanos estamos interconectados de alguna u otra forma dependiendo de lo que nos pase. Es una serie diferente y con un mensaje positivo.

En cuanto a los noticieros locales me ha llamado mucho la atención como algunos colegas se quejan del tema del racismo. Pero son los primeros en quejarse cuando ven por televisión a alguien que es de una nacionalidad diferente al que la mayoría de una determinada ciudad.

Por ejemplo: ¿Por qué no puede haber un dominicano trabajando en un noticiero de la costa oeste donde la mayoría son mexicanos? ¿Por qué no puede haber un mexicano trabajando en Miami donde la mayoría de los telespectadores son cubanos? ¿Por qué a otros no les gustaría que un cubano labore en Nueva York donde hay muchos dominicanos?

El público no es tonto. Si un periodista o un presentador es bueno en lo que hace al público le va a gustar. Es momento de que respetemos a nuestra audiencia  y a la misma vez no ponerle esa barrera a comunicadores solo porque son de otra nacionalidad. ¿Cómo te puedes quejar del racismo entonces?

Ojalá que todos los medios nos comprometamos a respetar más a nuestro público y crear productos diferentes. La empresa “Apple” cuando estaba bajo la tutela de Steve Jobs no se fijaba en los estudios de mercado. Fueron innovadores. Hoy día, es la compañía más poderosa del mundo. Aunque dé miedo salirse del montón, a la larga, vale la pena.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell

Foto Cortesía: Joey De Villa