Por: Carlos Maxwell

La primera muerte que me chocó por estar con más edad, de alguien que estuviera en mí círculo, fue la de Edwin Gómez en diciembre de 1999. Edwin era un joven empresario del turismo que estaba también involucrado en los medios de comunicación y con quien trabajé y admiraba.

Todavía recuerdo a mi abuelo entrando a mi habitación una mañana diciéndome: “Carlos, ese muchacho tuvo un accidente. Se mató.” Yo no lo podía creer. Me quedé en estado de shock por un buen tiempo. No podía creer que alguien con una personalidad que irradiaba vida se marchara. Me siento afortunado de haberlo conocido y de haber trabajado con él.

Otra muerte que me dolió fue la de mi bisabuela doña Consuelo (de cariño le decíamos Guagua). Me crié con ella y mis abuelos. Cuando murió en el 2003 ya estaba muy enferma. Me daba una tristeza enorme verla en las condiciones en las que se encontraba. Recuerdo que cuando me dijeron que murió yo estaba en la ciudad de Miami. Aunque yo estaba muy triste, sentí cierto alivio porque me partía el alma verla sufrir. A ella le dediqué mi tesis de la universidad la cual presenté ese año. Dije que era mi fan número uno. Ella me miraba trabajar en la televisión con mucha alegría.

A finales del 2010 falleció don Freddy Beras-Goico; el presentador y humorista más reconocido y exitoso de mí natal República Dominicana. También tuve la dicha de haber trabajado con él y eso ha sido lo más importante de mi carrera. Cuando don Freddy murió no pude viajar a Santo Domingo por motivos de trabajo. Pero él y sus familiares saben que lo recuerdo con mucho cariño.

Siendo niño murieron mis abuelos paternos de los cuales recuerdo muy poco. Ya siendo un joven murió mi tío David a quien llevaba de vez en cuando de casa de mis abuelos a su casa y viceversa.

Hay mucha gente que se me ha cruzado por el camino y que ya no están y que me duelen. Otras que nunca llegaron. Gente que he admirado y que nunca conocí.

Ojalá que estén descansando en paz Edwin, “Guagua”, don Freddy, doña Pabín y don Tico, tío David, Papatón, tío Carlos y Lucía.

Algún día, nos reuniremos.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell