Por: Carlos Maxwell

–  Una vez en un crucero, uno de los meseros me dijo que un compañero de trabajo de él, era dominicano al igual que yo. “Soy de La Romana,” –orgullosamente me dijo el muchacho, refiriéndose a una provincia de mi natal República Dominicana. A los dos días de eso, un señor le preguntó al mismo muchacho, que de qué nacionalidad era. Y él muy tranquilamente contestó: “yo, de Perú.” Al final no sé en realidad de dónde era.

–  En una ocasión que iba a alquilar un apartamento, la señora de Bienes y Raíces que me atendía, me dijo que el presidente de la asociación del edificio donde me quería mudar, era un señor muy exigente. “Yo también soy exigente,” – le dije. “Trata de ir bien vestido,” –me contestó ella. Al conocer al señor, me he encontrado con un tipo con las uñas sucias, con una urgencia para un corte de pelo, sin rasurar (para mal) y andaba con un perrito al que parecía que no bañaba en semanas. “Vaya exigencia”, -pensé.

– Cuando me mudé a Phoenix, Arizona en el 2005, visité una comunidad de apartamentos para ver si se mudaba ahí. La muchacha que me atendió me preguntó que en qué trabajaba. Le contesté que era presentador de deportes. Al escuchar esto ella sacó una risita burlona y me dijo: “You bet”. Eso en español es como decir: “claro que si.” Pero en tono burlón. Como que si es mentira la respuesta. Me causó mucha risa.

– Esta me duele contarla pues se trató de alguien que deseaba hacerme un favor. Pero ahí va. Cuando yo quería entrar a la televisión de Estados Unidos, hubo una persona conocida de un familiar, que me invitó al canal al que trabajaba. Cuando me estaba dando el tour, el hombre, para mi sorpresa, le decía a todo el que nos pasaba por el lado mientras me señalaba: “Oye, él está buscando trabajo. ¿Sabes de algo aquí?” O sea, a todo el que pasaba y al que le pasábamos por el lado. Se me caía la cara de la vergüenza pues creo que es la peor forma de conseguir un trabajo. Además de que no esperaba eso. Creo que era el método perfecto para que me cerraran las puertas.

Hay muchas otras cosas curiosas que me han pasado. Algunas no son publicables. Otras, se las contaré en una segunda parte.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell