Por: Carlos Maxwell

¿Por qué esperar a que nos pase alguna desgracia para empezar a apreciar lo que tenemos?

¿Por qué esperar a que nos detecten una fatal enfermedad para empezar hacer todo aquello que deseamos desde hace tiempo? ¿Por qué esperar para tantas cosas? Para seguir leyendo el libro que está en la mesa de noche que no terminamos, para dejarnos de sentir culpables de que el periódico que nos llega lo dejamos de leer por un día. ¿Por qué no ponerse en esa clase de portugués, de saxofón, de tenis y de perfeccionar el inglés?

¿Por qué no empezar a crear esa empresa que soñamos? ¿Por qué no leemos más de Borges, de García Márquez, de Neruda, de Vargas Llosa y nos olvidamos por un momento del NY Times, el Wall Street Journal, de la última tendencia en Esquire  y del mundo de la empresas y la economía de Bloomberg Magazine?

¿Por qué esperar una mala noticia para empezar a planificar ese viaje a Dubai, a la Toscana o a Hong Kong? Sé que es imposible hacer todas éstas cosas a la vez. Pero de seguro que conseguiríamos la fuerza y los recursos para hacerlas en un momento  de tristeza por alguna enfermedad. Una enfermedad que aunque grave, nos devolvería las ganas de vivir.

¿Por qué esperar para empezar a valorar y darnos cuenta de lo que somos capaces? ¿Por qué esperar?

http://www.twitter.com/carlosmaxwell