Por: Carlos Maxwell

Supe más de Ron Washington cuando dirigió a los Tigres del Licey en mi natal República Dominicana en la temporada 1999-2000. Recuerdo que el Licey tenía un acuerdo con los Atléticos de Oakland y de ahí vino la contratación. Washington era coach de ese equipo californiano.

Años después, durante la temporada muerta del 2006, fue nombrado dirigente de los Rangers de Texas para que iniciara en el 2007. Recuerdo que leí un artículo donde el dueño de los Rangers en ese entonces Tom Hicks, le dijo al gerente general Jon Daniels, que Washington era fenomenal y que había que contratarlo. El comentario ocurrió en la residencia de Hicks durante un asado en el que Washington estaba presente.

Durante la pretemporada del 2007, vi de cerca los inicios del nuevo manager de los Vigilantes ya que yo vivía en Arizona en ese entonces. Me di cuenta de cómo era admirado por los jugadores y del respecto que mostraba a los demás.

Me he alegrado mucho por sus éxitos. Ha llevado a Texas a dos Series Mundiales consecutivas. Aunque no las ha ganado, es admirable su labor. Incluso, me atrevo a decir que la gran concentración y la gran labor del lanzador Derek Holland en el cuarto juego de la pasada serie mundial ante San Luis, se debió en gran parte a Washington. El dirigente estuvo hablando con el zurdo antes del partido, dándole consejos en el “dugout.”

Washington es un conocedor del beisbol, un manager carismático, que puede estar seguro que se llevará algún anillo de campeón dirigiendo.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell

Ron Washington