Por: Carlos Maxwell

Recientemente algunos jugadores del equipo de football americano de la Universidad de Miami fueron suspendidos por haber aceptado regalos y otros beneficios por parte del ex reclutador Nevin Shapiro. El aceptar regalos cuando eres un deportista que está bajo las reglas de la NCAA (National Collegiate Athletic Association) está prohibido. Muy bien. Ahora vamos por parte.

Primero. Considero que si bien es prohibido que acepten regalos, no es menos cierto que las reglas son un poco estrictas y que es imposible que se cumplan. El señor Shapiro era un donante de UM, que asistía a los juegos del equipo y siempre estuvo cerca de los jugadores. Es muy difícil para un deportista joven no aceptar regalos y muchos menos de alguien que está tan cercano al centro universitario. O sea, que alguien quisiera ayudar a algún deportista de bajo recursos y eso sea ilegal lo hace intransigente. Es una barbaridad.

Segundo. Al señor Shapiro se le acusa de darle ciertos beneficios y ayudas a algunos deportistas que son mal vistas/tos moralmente por la sociedad. Perfecto, pero son cosas que muchos jóvenes hacen, que son etapas que se queman. No estoy diciendo que estoy de acuerdo o no. Solo digo que son cosas que suceden en la vida.

Tercero. No sé para qué diablos Yahoo Sports sacó a relucir esta noticia. ¿A quién ayuda? ¿Qué aporta a la sociedad? Sinceramente en UM no hubo delito alguno. El único delito que hubo fue el esquema de pirámide tipo Ponzi que orquestó el señor Shapiro. Y ya él está pagando su condena por eso.

La verdad que hay tantas cosas más importantes por las cuales velar y ese incidente se convirtió en un circo. Un circo mediático que no le importa a nadie. Solo a un grupo de personas que desean llamar la atención sin razón alguna.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell