Por: Carlos Maxwell

Cubriendo la serie final de la NBA me he percatado de que los jugadores tienen que hablar demasiado con los medios de comunicación. Lo hacen todos los días, excepto el día que viajan. Antes o después de las prácticas la mayoría de los jugadores se encuentran disponible en la cancha por 30 minutos para los medios. Uno se le acerca y le puede hacer todo tipo de preguntas. Los demás junto a los coaches son llevados a un salón de conferencia.

O sea, tienen que hablar en las prácticas casi todos los días, están disponibles antes del juego en el “loocker room”, otra vez después del juego y también al otro día. Y me pregunto, ¿qué otro tipo de tema o pregunta va surgir en menos de 24 horas? “El hablar tanto si molesta”, – me confesó un jugador de los Mavericks. Aunque también me dijo que entiende que eso es parte de estar más cerca del público.

El Head Coach del Miami Heat Erik Spoelstra

Y es que los jugadores están tan sobre-expuestos, que parecen que son una especie de conferencistas que cuando tienen algún tiempo libre juegan baloncesto. Es demasiado.
Por eso es que surgen tantas preguntas tontas. Si hay quienes hacen preguntas inteligentes pero hay otras que dan verguenza. Ejemplos: ¿Por qué Pat Riley es “cool”? ¿Cómo te pueden considerar una súper estrella si no has jugado bien los últimos períodos?

Creo que a veces hay periodistas que denigran la profesión cuando van al trabajo a hacer preguntas pocos profesionales y en cierta forma hasta irrespetuosas. O hacen preguntas de situaciones que no le interesan al público, solo a ellos mismos. Porque son fanáticos asiduos pero con micrófono y se creen semidioses porque tienen la oportunidad de entrevistar a jugadores que son súper estrellas.

Creo que la NBA debe de regular la cantidad de veces que hablan los jugadores y entrenadores. También creo que la liga se excede al pemitir que los coaches sean entrevistados en medio del juego. Es una exageración.

Por esa disponibilidad extrema es que surgen las preguntas sin sentido, porque las preguntas con sentido en algún momento tienen que acabar. Y se acaban. Eso ha estado claro.

Lebron James y Dwyane Wade

Yo soy parte de los medios de comunicación y entiendo que es nuestro labor entrevistar a los deportistas profesionales. Pero me apena mucho, encontrarme colegas que abusan de esa acceso a grandes jugadores. Abusan para mal.

http://www.twitter.com/carlosmaxwell

El Head Coach de los Dallas Mavericks Rick Carlisle