Por: Carlos Maxwell

No me importa que día es hoy ni si la gasolina subió o no. No me importan los playoffs de la pelota ni si Dwyane Wade se lesionó. No me importan quienes fueron apresados por corrupción. No me importa hacer “Relaciones Públicas” dizque para mejorar la imagen  y tampoco me importa lo que piensen de mí.

No me importa si algún juez no le dio acceso a la prensa a un juicio. No me importa cuánto será el crecimiento económico del país ni quiénes son los favoritos para ganar elecciones.  No me importa quedar mal ni que me queden mal.

Solo me importas tú. Y así será, siempre.