Por: Carlos Maxwell

Hay mentirosos que creen que son verdades sus mentiras. Hay mujeres inseguras que andan en Mercedes Benz para sentirse menos inseguras. Hay pequeñas catapultas, capaces de derribar grandes murallas enemigas.

Hay aciertos, desaciertos, hay locura, hay sobrepeso y culebras venenosas disfrazadas de personas.

Hay rencores, hay receso, tiroteos  y estrellas estrelladas que juran y perjuran que brillan en el firmamento.

Hay hombres que viven del cuento; y si hay quien consuma eso peor aún. Hay hormiga en el concreto, que es pisada por un elemento sin discreción. Hay un obrero que disfruta el swing, de una modelo que pasa con malicia.

Hay pelusas, amarguras, retroceso, en otros lugares hasta progreso y una actriz rubia que sigue gustando con locura.

Hay ternura, hay hambruna, hay modelos, figureros,  un idiota en el espejo y gente que sale a la calle a molestar a los demás.

Hay receso en el congreso y hay hasta quienes aman con locura.

Hay de todo en este circo que es la vida. Una vecina que me sigue amargando la vida. Hay serpientes venenosas disfrazadas de personas.