Por: Carlos Maxwell

Hoy (lunes 17 de mayo del 2010) inicia la final de la conferencia oeste de la NBA. Los Suns contra los Lakers en Los Angeles. Tremendo dilema para mí. Fui seguidor de los Lakers cuando estaban Kobe Bryant y Shaquille O’ Neal juntos por allá. Y en tiempo reciente también he estado apoyando al conjunto angelino desde la llegada de Pau Gasol quien creo que marcó la diferencia con su presencia.

Por otro lado llevo a los Phoenix Suns en mi corazón. Sí, en mi corazón. Viví en Phoenix por más de dos años y le tomé un cariño increíble a ese equipo. También pude apreciar de cerca la química y la buena vibra dentro del camerino. Creció en mí una gran admiración por Steve Nash quien ha ganado el premio de jugador más valioso de la liga en dos ocasiones.  Yo sufría de cerca cada vez que los San Antonio Spurs eliminaban a los Suns. Ahora me alegro que los hayan eliminado y con barrida y todo.

El dilema está ahora. ¿A quién le voy? ¿A los Suns o a los Lakers? Debo de confesar que hasta ahora, nunca he ido a la ciudad de Los Angeles. Eso no quita que sea admirador del equipo y de la forma de jugar de algunos de sus integrantes como es el caso de Pau Gasol. ¿A quién le voy?

La respuesta es: a los Phoenix Suns. Sí, a los Suns. Le voy a los Suns porque quiero ver a Steve Nash y a Amaré Stoudemire colocándose un anillo de campeones. Porque quiero ver que el trabajo que inició Mike D’ Antoni dé sus frutos aunque él ya no esté dirigiendo el equipo. Porque así lo deseo. Porque Phoenix es mi equipo favorito.

Steve Nash y Amare Stoudemire

Siento mucho por Pau Gasol decir que deseo que ganen los Suns. Ojalá que al español le vaya bien en la serie. Pau es uno de los jugadores más humildes que he conocido. Los integrantes de los medios de comunicación podemos apreciar su sencillez a la hora de entrevistarlo o cuando nos lo encontramos en algún evento. Pero en esta ocasión le voy a un contrario. Ya Gasol tiene su anillo. Ahora que se lo lleven Nash y Stoudemire. Que se lo lleve el coach Alvin Gentry quien ha hecho un tremendo trabajo. Quien ha sabido manejar el roster. Quien le devolvió al equipo el poderío ofensivo que poseían cuando D’ Antoni y que un Terry Porter le quitó en algún momento.

Alvin Gentry

Quiero, deseo, anhelo que ganen los Suns. Que lo ganen todo. Por Nash, por Stoudemire, por Phoenix, por mis amigos que viven en Arizona. Será una tarea difícil, pero no imposible. Porque imposible parecía barrer a los Spurs y lo hicieron. Porque en un momento pareció imposible no volverse a recuperar cuando ni clasificaron hace poco tiempo, y lo hicieron. Porque cuando se quiere, se puede. Vamos Suns, a ganar. Vamos Suns, pa’ lante! Siempre pa’ lante, nunca para atrás.

Posdata. Si los Phoenix Suns ganan el campeonato deberían mandarle un anillo de cortesía al ahora coach de los Knicks Mike D’ Antoni. Fue D’ Antoni quien en años recientes creó a un Phoenix ganador. Aunque debemos de reconocer el gran trabajo de Gentry, no podemos olvidarnos de D’ Antoni y su legado.

También estoy en twitter. www.twitter.com/carlosmaxwell