Dallas Braden (22 de abril 2010)

Por: Carlos Maxwell

El pasado 22 de Abril (2010), el lanzador de los Atléticos Dallas Braden se incomodó con el tercera base de los Yankees Alex Rodríguez. ¿La razón? Alex estaba en primera, cuando el bateador Robinson Canó disparó un batazo. A-Rod corrió, pero al darse cuenta que fue foul, se devolvió a primera pero pasó por encima del montículo.

Cuando se terminó el inning, Braden le gritó a Alex: “Quítate de mi montículo”, y se mostró muy molesto. Al final del juego, el pitcher manifestó que fue una falta de respeto, que eso es una regla no escrita del beisbol de que un corredor no pasa por encima del box. Y dijo, que le sorprende que un jugador de la categoría de Alex no supiera eso. Por su parte Rodríguez, dijo esa misma noche, que no conocía esa regla, que no sabía en un principio que Braden hablaba con él y que se fue por esa vía de regreso a primera porque estaba cansado. “Es chistoso”, -agregó el mejor pagado del beisbol.

Alex Rodríguez (22 de abril 2010)

Tras el incidente, Dallas Braden volvió hablar con la prensa sobre Alex Rodríguez, y dijo que el jonronero era un jugador individualista, y que cuando se fueran a enfrentar sus dos equipos la tenía que pagar de alguna manera. Cuando los reporteros le hablaron a Alex al respecto, el jugador dijo que la “Major League Baseball” también lee esos artículos amenazantes, pero que ya no quería hablar más del tema para no darle más de sus 15 minutos de fama al lanzador.

Bueno, días después del incidente, Dallas Braden lanzó un juego perfecto. El número 19 de la historia. Fue ante los Rays el 9 de Mayo (2010).

Dallas Braden (9 de mayo 2010)

Luego de la hazaña, le preguntaron a Alex Rodríguez al respecto. Alex dijo sentirse bien por el muchacho, y más porque le ganó a los Rays, unos rivales de división de los Yankees.

Los mulos del Bronx y los Atléticos, se volverán a enfrentar los días 5,6 y 7 de julio (2010) en Oakland. Creo que los managers de ambos equipos deberían hablar con sus respectivos jugadores protagonistas del incidente. Decirles que dejen todo así.

Creo que Alex y Dallas deberían darse la mano. Tomarse una foto juntos en algún restaurante y borrón y cuenta nueva. Sería mejor así. Si no, podrían surgir peores cosas dentro y quién sabe si fuera del terreno. Alex y Dallas, dense un abrazo de paz, y sigan pa’lante y olvídense de los demás. Vuelvo y repito: borrón y cuenta nueva.

Alex Rodríguez