Por: Carlos Maxwell

Estaba yo en el gimnasio cuando vi en uno de los televisores que decía lo siguiente: “Los Suns mandan un mensaje político en el segundo partido de su serie ante San Antonio”. CNN estaba en pantalla. Era jueves en la mañana. El día antes (miércoles 5 de mayo 2010), los Phoenix Suns habían utilizado la camiseta que dice “Los Suns” como forma de apoyo a la comunidad latina que vive en Arizona. Una forma de protesta pacífica por la reciente ley aprobada en ese estado que criminaliza a los inmigrantes indocumentados. Se hicieron sentir con el uniforme y con la victoria.

Aunque la idea de usar ese uniforme tuvo grandes muestras de apoyo a nivel casi mundial, otros se mostraron extrañados por el hecho de que un equipo deportivo se involucre en un tema político. Otros se mostraron en total desacuerdo. El hecho de usar esa camiseta me pareció una medida acertada. No se trata solo de un tema político. Se trata de un tema social, se trata de discriminación, se trata de apoyar la diversidad etnia en un país hecho por inmigrantes. Se trata de protestar, porque miles de los aficionados que siguen a los Phoenix Suns son inmigrantes indocumentados. Se trata de alzar la voz por aquellos inmigrantes que trabajan en el estadio, con el equipo, en las casas de los deportistas, aquellos que son los deportistas. Se trata de involucrarse por necesidad, porque así lo necesitan muchos.

Phil Jackson junto a Bill Bradley (27 de Julio1999)

El coach de los Lakers Phil Jackson se mostró en desacuerdo con que el equipo de Phoenix usara la camiseta que dice “Los Suns”. Jackson argumenta, que los equipos deportivos no se deberían de involucrar en la política. El que señala esto, es el mismo Phil Jackson que apoyó al miembro del Salón de la Fama del baloncesto Bill Bradley cuando fue pre-candidato presidencial en las elecciones del año 2000. Jackson, hasta utilizaba un pin de Bradley durante los partidos. ¿Irónico no? Llegó a un punto en que la NBA se lo hizo quitar.

Los Suns “se la jugaron” con su protesta, la cual les salió bastante bien. Les salió bien con su ejemplo, con la victoria y con los “pantalones” de haber hecho lo que cualquier organización seria hubiese hecho: apoyar a los suyos protestando contra una ley absurda.

Me pueden seguir en Twitter: www.twitter.com/carlosmaxwell