Por: Carlos Maxwell

Desde que escuché un merengue hace unos años atrás en mi natal República Dominicana, me di cuenta que era verdad. “A las mujeres le están gustando los hombres feos”, -recitaba aquella canción.

Y es que eso es verdad. A veces salimos a la calle y nos sorprende ver a mujeres hermosas con hombres que no cuentan con tan buena apariencia física. O sea, que son feos. Tengo una teoría que mucha gente comparte conmigo.

Por ejemplo. Hay hombres que como no se ven bien, enamoran a muchas mujeres. Vamos a poner, que de cada 25 que enamoren, quizás uno o dos caen. O sea, que ese hombre se arriesga y logra lo que desea.  Esos hombres en muchas ocasiones, enamoran a mujeres que parecen ser inalcanzables. Hay mujeres que son demasiado bellas y finas o tienen un gran status laboral y eso asusta a muchos del género masculino.

“Esa mujer está fuera de mi liga”, -se escucha decir a algunos. Pero luego, uno ve a esa misma persona con un hombre feo. “¿Cómo es eso?”, -después nos preguntamos. Y la respuesta es sencilla. El hombre feo se arriesgó y conquistó a esa mujer que parecía imposible de “ligar”. Y la mujer, obviamente sede, pues es el único hombre que le ha hecho caso y la trata bien.

Así de simple. El que se arriesga y se enfoca logra lo que quiere. Incluso, siendo feo.