Por: Carlos Maxwell

La envidia está más cerca de lo que nos imaginamos. La envidia está cerca, muy cerca. Hay que tener cuidado.