Por: Carlos Maxwell

Debería prohibirse que los hombres puedan andar en chancletas o sandalias en la calle. Está bien en la playa, un río o una piscina, pero no en la calle. Es de muy mal gusto andar con los pies afuera.

Debería prohibirse que algunos restaurantes te incluyan el 18 por ciento directamente en la cuenta. Como ya se estipula dejar el 20, uno parece tacaño pues el otro 2 por ciento se va a ver muy poco. Si lo van a incluir que pongan el 20 directamente, o hasta un 25 o 30 si quieren. Pero ponen el 18 y luego una línea que dice “additional tip” o propina adicional. Con eso no estoy de acuerdo. Uno va a los restaurantes a comer y a pasarla bien. No a sumar.

Debería prohibirse tocar la bocina o el claxon al menos que sea una emergencia. ¡Cuánta gente que la toca sin necesidad! De esa forma le hacen daño a la paz y a los oídos de los demás.

Debería ser prohibida tu mirada que mata. Y debería prohibirse este blog, pues escribo, demasiado disparates.