La primera vez que él la vio le preguntó: “¿dónde estabas metida?” Y ella contestó: “esperándote”.