Muchas veces el mundo improvisado, es mejor que el mundo calculado.