Sammy Sosa con RangersPor: Carlos Maxwell

Ahora el New York Times publica que Sammy Sosa está en la lista de los que dieron positivo de alguna sustancia prohibida en el examen del 2003. ¿Van a seguir con eso?

Vuelvo a poner el ejemplo. Vas manejando por una autopista que no tiene límite de velocidad, a 80 millas por hora. Tiempo después, le ponen un límite de 65. Tú respetas el nuevo límite, pero te quieren juzgar por las 80 millas cuando no existía dicha ley. Eso es lo mismo con los casos de esteroides.

Sammy Sosa felicitado

No estoy de acuerdo con su uso, ni quiero promocionarlos. Pero me parece que están yendo muy lejos con el caso. ¿A quién le importa el tema? Salga a la calle y pregunte. Solo a dos o tres miembros de la prensa con deseos de hacerse los héroes. Si no, pregúntele a la “periodista” de Sports Illustrated que sacó un libro sobre Alex Rodríguez y la venta ha sido todo un fracaso.

Me gustó la forma con la que el manager de los White Sox Ozzie Guillén manejó el tema: “Sammy fue un jugador completo. Yo no creo que alguna sustancia, le iba a ser mejor pelotero”. Y tiene razón Guillén. Solo hay que ver la lista del senador George Mitchell de los que supuestamente usaron esteroides. La gran mayoría no brilló a nivel profesional.

Sammy Sosa bateando

Además, la prensa está haciendo un gran circo con esto. Esas pruebas del 2003 eran confidenciales y hay alguien filtrando los nombres. ¿Quién ó quiénes serán? Ya el jardinero Milton Bradley se quejó al respecto. “Es desafortunado que las cosas que supuestamente eran confidenciales no lo han sido”, -apuntó Bradley. “Aquí tienes a un tipo que la gente admiraba, y ahora tiene que lidiar con esto”.

Ya Alex Rodríguez confesó el uso de sustancias prohibidas. De ser cierto lo de Sammy, entonces nos quedan otros 102 nombres por conocer. “Es muy muy muy triste cómo empiezan a salir los nombres”, -agregó Ozzie Guillén. Quien, al igual que su colega de los Cubs Lou Piniella, está de acuerdo con que se publiquen los demás nombres.

El analista de ESPN Tim Kurkjian a quien considero un gran profesional, dijo que él votaría para que Sammy Sosa entre al Salón de la Fama. Estoy con Tim.

Yo creo que este circo debe de terminar. Con o sin esteroides, Sammy fue un “caballo” que brilló con luz propia. Un héroe fuera y dentro del terreno. Un gran hombre por el que todos los dominicanos estamos orgullosos. Y estaremos siempre, a pesar de la envidia, y de los periodistas mediocres, que se creen los reyes del mundo.

 Sammy Sosa saludo