18 de Agosto 1998
18 de Agosto 1998

Por: Carlos Maxwell

Estaba pensando, que hace ya más de 10 años cuando Sammy Sosa y Mark McGwire libraron una batalla para ver quien se quedaba con el liderato de jonrones en las grandes ligas. Ambos jugadores rompieron la marca de 61 bambinazos de Roger Maris, y eran, prácticamente, los dueños del mundo. McGwire y Sosa revivieron el beisbol. El mundo entero estaba atento a sus hazañas, y seguían muy de cerca esa competencia que le dio brillo al mejor beisbol del mundo.

En ese año, 1998, República Dominicana había sido embestida por el huracán Georges. Las hazañas de Sosa y McGwire eran el paño de lágrimas de la población. A pesar de la falta de electricidad, del desastre que había dejado a su paso el coloso huracán, la gente buscaba la manera de saber “qué había hecho Sammy” ese día.

 Recuerdo con mucho cariño y nostalgia esos momentos. Yo tenía 18 años, y ya había salido del colegio e iba rumbo a la universidad. Todavía tenía exámenes pendientes del último curso de bachillerato pero ya yo estaba “del otro lado”.

 

 

7 de Septiembre de 1998
7 de Septiembre de 1998

 Al final, McGwire ganó la batalla al terminar con 70 vuelacercas, mientras que el petromacorisano disparó 66. Pero Sammy, se ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional tras llevar a los Cubs a la Postemporada.

 Al finalizar la campaña, Sosa fue recibido con gran alegría en el país. Su país, al que ayudaba mientras sufrían las embestidas de “Georges”. En el ‘99 Sammy y McGwire volvieron a discutir el liderato de jonrones. McGwire finalizó con 65 y Sosa con 63. Creo que al final, la batalla fue entretenida y le dio una segunda oportunidad a las mayores después de la huelga de peloteros de 1994.

Recuerdo ese 1998, el cual estuvo lleno de entretenimiento, emociones, lágrimas, alegría, tristeza, sorpresas y todo tipo de sentimiento existente. El ’98 fue el año de Sammy y McGwire. El año que se vió, la sensibilidad de miles de personas que ayudaron a nuestro país.

Esa sensibilidad también la mostró Sosa con su pueblo, y en el terreno con su humildad. El 8 de Septiembre, precisamente en el choque entre los Cardenales y los Cachorros; Mark McGwire conectó su jonrón número 62 rompiendo el record de Roger Maris. Después de recibir el saludo de los jugadores contrarios mientras corría las bases, McGwire recibió abrazos de sus compañeros de equipo. Luego, Sammy Sosa bajó desde el jardín derecho y felicitó a McGwire con un efusivo abrazo. De inmediato, el primera base de los Cardenales hizo la seña de “besos y el pecho” que hacía el dominicano después de cada vuelacerca.

El 1998 ha sido uno de los mejores años en la historia de las Grandes Ligas. Un año que quedará en el corazón, de millones de personas.

8 de Septiembre de 1998
8 de Septiembre de 1998