"Chip cerebral"Por: Carlos Maxwell

A veces me estoy bañando o manejando cuando de repente me surge la idea de un artículo. Trato de acordarme más tarde para escribirlo, pero en ocasiones no tengo éxito. La mayoría de las veces sí recuerdo lo que mi cabeza creó, pero no con las palabras exactas que pensé la primera vez, las cuales, casi siempre, son las que más se acercan a lo que deseo desarrollar.

Por eso es que creo que algún científico, en Londres por ejemplo, debería inventarse lo que yo llamo un “chip cerebral”. El mismo consistiría, en que ciertas cosas que pensemos, como ideas que nos surjan por ejemplo, se puedan imprimir en el momento que la pensamos.

Eso sería ideal para escritores, periodistas, cantautores, y para muchos olvidadizos. Esto nos ahorría tiempo y  malos ratos. Una vez leí que a Ricardo Arjona, se le borró una novena que había escrito en una computadora portátil. Mientras que Franco de Vita confesó, que la primera oración de su famoso tema “No basta”, la escribió mientras compraba una boleta para entrar al cine. El cantautor dijo que tuvo que pedir corriendo lápiz y papel para que no se le olvidara esa primera línea.

Una solución que no es tan fantasiosa, sería andar con una grabadora. Pero no sé qué tanto funcionaría esto. Además, sería una molestia y una esclavitud andar con una grabadora “por si nos surge algo”. Eso en cierta forma, quizás hasta destruya la inspiración. Lo que sí he hecho a veces, es grabar alguna frase que he pensado en mi teléfono celular. Eso me ha ayudado a recordar la idea inicial. Pero lo del chip cerebral, creo que se queda, en el rango de la fantasía.