Alex RodriguezPor: Carlos Maxwell

En Octubre del 2007 (ver archivos del blog) en este mismo blog, defendí a Alex Rodríguez, pues el pelotero estaba siendo atacado desde el 2001 cuando firmó aquel contrato de 252 millones con los Rangers. También pedía que dejaran en paz su vida privada.

Como el éxito viene cargado con sus partes negativas, a Alex lo quieren seguir atacando esta vez porque admitió que usó esteroides del 2001 al 2003. Perfecto. A parte de que en esos años registró buenos números, no es menos cierto que los registró antes y después de ese período. De 1996, que fue su primera temporada completa,  al 2000, promedió un average de 313.8 en esas cinco campañas. En los años que supuestamente usó esteroides, tuvo un promedio de bateo de 305.3. O sea, su average bajó en los años “de trampa”. Del 2004 al 2008, ha tenido un promedio de 302.6. No mucha la diferencia.

Es cierto que los esteroides están prohibidos, que tienen efectos secundarios negativos y que deben ser alejados de niños y jóvenes. Pero si vemos la lista del ex senador George Mitchell, podemos notar que más del 80 por ciento de los jugadores señalados no han tenido buenos números en Grandes Ligas. O sea, que parte de la “ayuda” que el deportista supuestamente recibe, también debe ser bueno en lo que hace.

Ahora, se ha armado un escándalo con esto de Alex. Guao, A-Rod usó esteroides, ¿subió la gasolina?, ¿se resuelven todos los problemas al mencionar el tema?, ¿Nos cortarán la respiración?, ¿habrá una masacre? Bulla, escándalos, locura, chismes, bla, bla, bla. “Los deportes son para divertirse”, – dice una promoción.

Dejen a esa muchacho en paz, que ya bastante ha tenido con lo de su divorcio, lo de Madonna y con lo del libro de Joe torre. ¿Tendrá esto algo que ver con su decisión de jugar para República Dominicana en el próximo Clásico Mundial?

No lo sé, pero es una buena pregunta.

Posdata. En el 2003 las pruebas para determinar el consumo de esteroides eran voluntarias. De los 104 beisbolistas que dieron positivo, solo el nombre de Alex se ha colado a la luz pública. Por eso me hice la pregunta de si su decisión del clásico ha sido un factor. En la época de su consumo, no había sanciones para los que usaran esteroides. En mi opinión Alex Rodríguez sí debe entrar al Salón de la Fama.