Por: Carlos Maxwell

El FC Barcelona presentó en Miami, sus planes para traer el futbol profesional de vuelta al sur de la Florida. Se asociarían con un empresario boliviano  para tratar de expandir su marca a Estados Unidos con un equipo de la MLS para el 2010.

Como mi labor en el canal es en el área de deportes; lo más lógico era que yo estuviera presente en la rueda de prensa, donde estaba el presidente del Barcelona Joan Laporta. Todos los medios de comunicación de Miami  estaban ahí. Otros directivos del club, representantes del condado Miami – Dade y de FIU también estuvieron presentes.  Pero yo no fui. Mi productor asistió y fue quien le hizo las entrevistas a los protagonistas de ese maravilloso plan.

¿Dónde estaba yo? En South Beach conociendo a mi cantante favorito. La presentadora de espectáculos Mariana Rodríguez lo iba a entrevistar y yo “me colé” para por lo menos sacarme una foto y conversar con ese gran cantautor por unos segundos. Dejé de hacer lo que tenía que hacer por conocer a un grande de la música.

Yo no estaba en el horario de su larga jornada de entrevistas para promocionar su nuevo disco. Pero su representante y los de relaciones públicas sacaron un espacio para mí aunque yo no estuviera en el plan del día.

Fui corrupto por un día, pues usé mi trabajo para conocer a un artista. Ya tengo algo malo que poner en mi evaluación de fin de año. Fui irresponsable por un día pero sin hacerle daño a nadie. En el Facebook no tendré una foto con Joan Laporta, pero si una, con mi cantante favorito.