En la pasada competencia de cuadrangulares de las grandes ligas, Josh Hamilton estableció una marca al conectar 28 bambinazos en la primera ronda. El hombre se robó el show. A pesar de eso perdió, pues en la última ronda Justine Morneau conectó dos jonrones mas que él. Eso es injusto. El ganador debería ser el que conecte mas bambinazos y punto.

A  pesar de que yo digo que Bud Selig ha hecho muchas cosas positivas para el béisbol, creo que hay cositas que se deberían de corregirse en las mayores. Por ejemplo; ¿Cómo va a ser que el equipo de la liga que gane el juego de estrellas sea el que tenga la ventaja de la casa en la serie mundial?

Esa medida se tomó dizque para darle validez al evento. Pero la validez del juego de estrellas es el partido en sí. Se trata de ver a todas las estrellas del béisbol en un mismo partido. Y punto. Ese es el espectáculo.

La ventaja de la casa la debería de tener el equipo que mejor le haya ido en la temporada regular. Eso sería lo justo.  No es que lo que yo diga sea lo correcto. Pero si analizamos bien, es lo más sensato.