El ex Senador George Mitchell dio a conocer recientemente los resultados de su investigación sobre el uso de esteroides en las grandes ligas. Esto causó mucho revuelo en los medios de comunicación en general. Pero creo que en el fondo, a la población le importa muy poco este tema. En telemundo51.com hicimos una encuesta donde le preguntábamos a las personas si estaban de acuerdo en que fueran sancionados aquellos peloteros que supuestamente utilizaron sustancias prohibidas. Las votaciones estuvieron por debajo del promedio de las encuestas que se hacen a diario.

O sea, un ex Senador fue el escogido para realizar esa investigación. Pero aparentemente a la población le interesa otros temas mas importantes. Como por ejemplo el crecimiento de la economía, la crisis de las viviendas, la guerra en Iraq, y el desempleo para poner algunos ejemplos. ¿En qué le afecta a un fanático del béisbol que algún jugador haya utilizado esteroides?
Muchos dicen que los jugadores profesionales son el ejemplo a seguir. Y sí creo que deben de tener un comportamiento ejemplar por tratarse de figuras públicas. Pero en mi opinión, los ejemplos a seguir de los jóvenes son sus padres.

En mi caso siempre he sido un seguidor de los Mets de Nueva York. Soy un fanático asiduo, y siempre he dicho, en tono de broma, que hasta puedo ser gerente general de este equipo por saber todo lo que sucede con el mismo. A mí me interesa si ellos obtuvieron algún nuevo jugador o si ganaron un partido. No me interesa mas nada. No me importa si Fulano o Sutano usó o no sustancias prohibidas.

El tema también lo veo de otras maneras. Por ejemplo, si vemos la lista de mas de 80 jugadores que tiene el informe Mitchell nos podemos dar cuenta que la calidad de los jugadores no son comparables. O sea, los esteroides te ayudan, pero también el jugador debe tener cierta habilidad física. Y el tema también lo comparo con una autopista. Por ejemplo, alguien viaja a 100 millas por hora en una autopista que no tiene límites de velocidad. Y tiempo después, a esa autopista le ponen un límite de 65 millas por hora. Y a la persona lo quieran sancionar por haber corrido por encima del límite cuando no existía la regla. Eso es injusto. Y eso está sucediendo en el béisbol. Muchos peloteros usaron sustancias que en realidad no estaban prohibidas. Yo no estoy propiciando aquí el uso de esteroides, ni digo que son favorables. Pero creo que deberíamos de dejarnos de tanta “seriedad” cuando se habla del tema. Propongo borrón y cuenta nueva. Es hora de seguir disfrutando del maravilloso juego del béisbol. Que por cierto, también es un negocio.

Si tienes algún comentario o deseas comunicarte conmigo puedes escribirme a:
carlos.maxwell@telemundo.com