Recientemente me encontré por casualidad a un colega en un centro comercial, quien me dijo que como yo era dominicano, se me hacía más fácil el tema del béisbol. Otra persona que conocí hace poco, me sugirió que escuchara a los narradores del pasado, para que aprendiera de ellos cuando yo esté dando las noticias deportivas. Sin deseos de ofender, ni humillar a aquellos que me dan sugerencias, si les comento que están, en ocasiones, un poco confundidos.

Los noticieros en general tienen segmentos deportivos. En los cuales, el presentador no necesariamente tiene que ser un experto en el tema. Cuando estás en esta carrera tienes que prepararte día a día, estar actualizado y saber de todo. Pero no necesariamente ser un experto. ¿Acaso son los presentadores de noticias analistas políticos, porque informan sobre temas políticos por ejemplo? No. Si eres creíble y profesional ya estás haciendo tu trabajo de presentador. O sea, presentas una noticia. Ya por otro lado existen programas y canales que se especializan en el análisis con expertos invitados. En los deportes ocurre lo mismo. Tienes que tener una noción de cómo dar la información, que sea creíble y por supuesto tener cultura general. Pero nada de ser un experto. Nosotros en los noticieros no damos opiniones; solo informamos. Sí debemos saber como narrar las jugadas, saber como se pronuncian los nombres de los deportistas y , como dije antes ser creíbles. Ya, cuando uno va hacer un reportaje detallado sobre algún tema, entonces se investiga y se hace lo mejor posible.

Ahora, el caso de los meteorólogos es distinto. Aquí debes tener a un profesional que tenga dominio en el tema.

Retomando la parte deportiva hay algo que quizás mucha gente no ha entendido todavía. Y es que los fanáticos asiduos al deporte van directamente a los canales deportivos especializados y no acuden a su noticiero local para enterarse de lo que pasa. Suena cruel, pero es la realidad.

Por eso es que en los noticieros tenemos la responsabilidad de ofrecerle al público cosas innovadores y que llamen la atención. Cosas diferentes para nuestros telespectadores. Es un placer hacer este trabajo. Pero el placer es más grande, cuando le ofreces a los telespctadores cosas que no van a encontrar en ninguna otra parte.