Alex Rodriguez bateandoPor: Carlos Maxwell

Recientemente Alex Rodríguez se convirtió en el jugador número 22 en llegar a los 500 cuadrangulares. A-Rod es el pelotero más joven en llegar a esta marca al lograrlo con 32 años.
Alex lo logró con dos años y cinco meses menos de lo que tenía Hank Aaron cuando este llegó a los 500. Y cuatro años y ocho meses menos que Barry Bonds cuando el toletero de los Gigantes lo hizo. O sea, Rodríguez es una máquina ofensiva, quien a pesar de sus premios de jugador más valioso y sus grandes logros ha recibido muchísimas críticas.

Primero, muchos “acabaron” al tercera base de los Yankees cuando este firmó en el 2001 un contrato de 10 años y 252 millones de dólares. Muchos consideraron que era demasiado dinero y eso terminó siendo la bendición y la maldición del jugador. Sus críticos también alegan; que muchos otros jugadores en las mayores, logran los mismos o mejores números que Rodríguez durante la temporada.

Y segundo, al número 13 de los Yankees practicamente lo “fusilaron” cuando en el pasado clásico mundial de beisbol, decidió jugar con Estados Unidos en vez de Dominicana.

En cuanto a lo primero les digo que Alex no tiene la culpa de haber conseguido ese jugoso contrato. Los jugadores tienen un agente que negocian por ellos y A Rod tiene a uno de los mejores del negocio (desde el punto de vista del pelotero), en Scott Boras. Incluso, recuerdo que Alex dijo que se sorprendió cuando Boras lo llamó para decirle la cantidad de dinero del convenio. Así, que si existen jugadores que cosechan los mismos números que Rodríguez y no ganan lo que él gana, entonces que se busquen a Boras como agente. Y punto.

En cuanto a lo del clásico, siempre he considerado que Rodríguez fue presionado por las grandes ligas para que jugara con Estados Unidos. Cuando Alex hizo público su deseo de jugar con Dominicana, el comisionado Bud Selig de una vez saltó con que los jugadores tenían que consultar con la oficina del comisionado con qué equipo jugar. Pero, no hizo lo mismo con jugadores como Moisés Alou o Adrián González quienes participaron con Dominicana y México respectivamente a pesar de haber nacido en suelo Estadounidense.

En definitiva a Alex hay que dejarlo tranquilo. Y a la vez tenemos que tomar en cuenta que su vida personal es su vida PERSONAL. Mejor disfrutemos a ese gran pelotero, quien, si se mantiene saludable se podría convertir en el primer jugador en llegar a los 800 vuelacercas. Sigue pa’ lante Alex, sigue pa’ lante.