Posts etiquetados ‘darse importancia’

Responsabilidad falsa

junio 29, 2009

RelojPor: Carlos Maxwell

Soy impuntual. Lo admito. En la mayoría de las cosas que no considero urgente usted podrá contar con mi impuntualidad. No sé por qué es esto, pero siempre lo he sido. Pero lo impuntual no quita lo responsable. Aunque suene irónico.

Conozco personas que por ejemplo no son muy brillantes o quizás no están calificados para hacer una labor, y usan la puntualidad como su única carta de presentación. “La cita era a las 3 y yo estaba ahí a las 2 y 30”, -escuchamos decir a algunos. Pero luego, no hacen bien su trabajo. Su puntualidad es lo único que tienen para exhibir. ¿De qué nos sirve ser puntuales y no hacer bien lo que debemos? Entonces creo que esa es una responsabilidad a medias.

El 11 de Septiembre del 2001, hubo personas que no estuvieron presentes en los ataques y que sobrevivieron porque llegaron tarde a su trabajo en las torres gemelas. Es un ejemplo cruel, pero un amigo hace poco me lo recordó cuando hablábamos de mi impuntualidad.

Muchos relacionistas públicos y asesores de imágen, les recomiendan a sus clientes que lleguen tarde a ciertos eventos como para “darse importancia”. O sea, llegar un poco tarde, durar un tiempito y marcharse sin quedarse entre los últimos en irse. “Eso suma”, -aseguran muchos expertos.

Bill Clinton

En su autobiografía Bill Clinton señala que es y siempre ha sido impuntual. Igual lo es el Presidente de República Dominicana Leonel Fernández, por lo menos en los actos públicos. Me enorgullece formar parte de esa club. Digo, con modestia.

He conocido personas que me han querido pisotear por impuntual. O sea, llegan más temprano que yo a algún lugar solo para exhibir que llegaron primero.

Llegaste primero, ¿y?

En las evaluaciones que nos hacen en la empresa a fin de año, siempre pongo que tengo que mejorar en llegar más temprano. Aunque tengo que admitir que la tardanza no afecta mi trabajo. Al contrario, cualquiera me puede acusar de impuntual un millón de veces, pero nunca de irresponsable. Cualquier persona siempre puede contar conmigo. Y cuando hago algo lo hago de corazón y de la manera más profesional posible.

Ahora, hay lugares y situaciones a las que nunca llegaría tarde y le recomiendo que no lo haga. Si voy a almorzar con alguien a quien aprecio o a una cita de trabajo ahí estaré seguro. Pero para cosas que no son urgentes, no. Estaré tarde. Tarde, no sé si por vago, o por dejar las cosas para última hora, o por mi naturaleza.

Soy impuntual a mucha honra, pero responsable. Otros, llegan a tiempo, como “para que vean”, pero no saben hacer su trabajo. Esa, es una responsabilidad falsa.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.